Una piel sana y cuidada suele ser una piel que se muestra natural.  el uso de maquillaje ya se para dotar al rostro de un poco de color o tapar alguna que otra imperfección, es muy frecuente, principalmente en las mujeres.

Los productos de maquillaje se pueden encontrar en cualquier establecimiento, estos suelen estar hecho a base de sustancias como el petrolato, grasas animales o minerales.  Estas sustancias pueden obstruir los poros y los conductos sebáceos de la piel y dar lugar a la aparición de las espinillas y puntos negros.

Así, elegir maquillajes con pigmentos minerales será la mejor opción. Entre los pigmentos minerales prestar atención que sean dióxido de titanio y óxido de zinc, ya que son minerales que propiedades anti-inflamatorias y nos ayudará a mantener la piel sana aún haciendo uso de los cosméticos.

Los productos de maquillaje se han considerado siempre los enemigos número uno para tener una piel sana y bonita. Hoy en día utilizar productos de maquillaje y tener un rostro sano no es algo incompatible siempre que sigas una serie de recomendaciones.