Beneficios del tratamiento

Este tratamiento también se usa para tratar acné débil o fuerte,  regula y disminuye las espinillas, regula el exceso de grasa y sebo, elimina las pieles muertas y bacterias y aporta un mayor efecto anti-inflamatorio.

Trata la rosácea, ojeras, marcas de acné, manchas solares, flacidez facial, hiperpigmentaciones y mejorar el tono de la piel.

Después de realizarse el tratamiento, hay que cumplir con algunos cuidados posteriores: durante las siguientes 12 horas el paciente no puede usar maquillaje  y debe usar un protector solar FPS de nivel muy alto.